inglés

you do into a bigger problem than it is." "Yes," she said. "I'm sorry. I'll get myself a sandwich here, and then I'll come on in." The fog had cleared a little outside. But it was still a long, slow drive in the taxi, and she didn't get back to the house on Sixty-second Street until fairly late. Her husband came out from his study when he heard her coming in. "Well," he said, standing by the study door, "how was Paris?" "We leave at eleven in the morning," she answered. "You mean if the fog clears." "It's clearing now. There's a wind coming up." "You look tired," he said. "You must have had a difficult day." "It wasn't very nice. I think I'll go straight to bed." "I've ordered a car for the morning," he said. "Nine o'clock." "Oh, thank you, dear. And I certainly hope you're not going to bother to come all the way out again to see me off." "No," he said slowly. "I don't think I will. But there's no reason why you shouldn't drop me at the club on your way." She looked at him. At that moment he seemed to be standing a long way off from her, in a place she could not reach. He was suddenly so small and far away that she couldn't be sure what he was doing, or what he was thinking, or even what he was. "The club is in the city center," she said. "It isn't on the way to the airport." "But you'll have enough time, my dear. Don't you want to drop me at the club?" "Oh, yes - of course." "That's good. Then I'll see you in the morning at nine." She went up to her bedroom on the second floor, and she was so tired from her day that she fell asleep soon after she lay down. Next morning, Mrs Foster was up early. By eight-thirty she was downstairs and ready to leave. Shortly after nine, her husband appeared. "Did you make any coffee?" he asked. "No, dear. I thought you'd get a nice breakfast at the club. The car is here. It's been waiting. I'm all ready to go." They were standing in the hall. They always seemed to be meeting in the hall nowadays, she with

español

haces en un problema mayor de lo que es ". "Sí", dijo ella. "Lo siento. Me traeré un sándwich aquí, y luego entraré." La niebla se había despejado un poco afuera. Pero todavía era un viaje largo y lento en el taxi, y ella no consiguió Regreso a la casa de la calle Sesenta y dos hasta bastante tarde. Su marido salió de su estudio cuando la escuchó entrar. "Bueno", dijo, de pie junto a la puerta del estudio, "¿cómo estuvo París?" "Salimos a las once de la mañana", respondió. "Quieres decir si la niebla se aclara." "Está despejando ahora. Hay viento". "Pareces cansado", dijo. "Debes haber tenido un día difícil". "No fue muy agradable. Creo que me iré directamente a la cama". "He ordenado un coche para la mañana", dijo. "Nueve." "Oh, gracias, querida. Y ciertamente espero que no te molestes en salir de nuevo para despedirme ". "No", dijo lentamente. "No creo que lo haga. Pero no hay ninguna razón por la que no debas dejarme en el club en tu camino ". Ella lo miró. En ese momento parecía estar parado muy lejos de ella, en un lugar donde ella no pudo alcanzar. De repente era tan pequeño y estaba tan lejos que no podía estar segura de qué era. haciendo, o lo que estaba pensando, o incluso lo que estaba haciendo. "El club está en el centro de la ciudad", dijo."No está de camino al aeropuerto". "Pero tendrás suficiente tiempo, querida. ¿No quieres dejarme en el club?" "Oh si por supuesto." "Eso es bueno. Entonces te veré en la mañana a las nueve." Subió a su habitación en el segundo piso, y estaba tan cansada de su día que se cayó. dormido poco después de acostarse. A la mañana siguiente, la señora Foster se levantó temprano. A las ocho y media estaba abajo y lista para partir. Poco después de las nueve apareció su marido. "¿Hiciste café?" preguntó. "No, querida. Pensé que tomarías un buen desayuno en el club. El auto está aquí. Ha estado esperando. Estoy todo Listo para ir." Estaban de pie en el pasillo. Hoy en día siempre parecían reunirse en el pasillo, ella con

Traductor.com.ar | Condiciones del Servicio

Asegúrese de cumplir con las reglas de redacción y el idioma de los textos que traducirá. Una de las cosas importantes que los usuarios deben tener en cuenta cuando usan el sistema de diccionario Traductor.com.ar es que las palabras y textos utilizados al traducir se guardan en la base de datos y se comparten con otros usuarios en el contenido del sitio web. Por esta razón, le pedimos que preste atención a este tema en el proceso de traducción. Si no desea que sus traducciones se publiquen en el contenido del sitio web, póngase en contacto con →"Contacto" por correo electrónico. Tan pronto como los textos relevantes serán eliminados del contenido del sitio web.


Política de Privacidad

Los proveedores, incluido Google, utilizan cookies para mostrar anuncios relevantes ateniéndose las visitas anteriores de un usuario a su sitio web o a otros sitios web. El uso de cookies de publicidad permite a Google y a sus socios mostrar anuncios basados en las visitas realizadas por los usuarios a sus sitios web o a otros sitios web de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar la publicidad personalizada. Para ello, deberán acceder a Preferencias de anuncios. (También puede explicarles que, si no desean que otros proveedores utilicen las cookies para la publicidad personalizada, deberán acceder a www.aboutads.info.)