inglés

for once. "Nothing, dear, I'm sure. But... "Stay here!" he said sharply. "I'm going to get it." "Be quick, dear! Oh, please be quick!" She sat still, waiting and waiting. "Driver, what time is it?" The man looked at his watch. "I make it nearly nine-thirty." "Can we get to the airport in an hour?" "Just about." At this point, Mrs Foster suddenly saw a corner of something white stuck behind the seat on the side where her husband had been sitting. She reached over and pulled out a small box wrapped in white paper. As she did this, she couldn't help noticing that it was stuck tightly and deeply, as though pushed down with the help of a hand. "Here it is!" she cried. "I've found it! Oh dear, and now he'll be up there for ever searching for it! Driver, quickly run in and call him down, will you please?" The driver, with a small Irish mouth, looked like a man who did not like being told what to do. He didn't care very much for any of this, but he climbed out of the car and went up the steps to the front door of the house. Then he turned and came back. "Door's locked," he said. "You got a key?" "Yes - wait a minute." She began hunting madly in her purse, her little face tight with worry. "Here it is! No I'll go myself. It'll be quicker. I know where he'll be." She hurried out of the car and up the steps to the front door, holding the key in one hand. She put the key into the key hole and was about to turn it... and then she stopped. Her head came up, and she stood there without moving. Her whole body came to a stop right in the middle of all this hurry to turn the key and get into the house. She waited - five, six, seven, eight, nine, ten seconds. It seemed as though she was trying to hear again and understand some sound that had been made a moment before somewhere deep inside the house. Yes - it was certain that she was listening. She appeared to be moving one of her ears closer and closer to the door. Now it was right up against the door, and she did not move for yet another few seconds. She stood there with head up, ear to the door, hand on the key, about to enter but not entering. Then, all at once, she sprang to life again. She took the key from the door and came running back down the steps. "It's too late!" she cried to the driver. "I can't wait for him, I simply can't. I'll miss the plane. Hurry now, driver, hurry! To the airport!"

español

por una vez. "Nada, querida, estoy seguro. Pero ..." ¡Quédate aquí! ", Dijo con aspereza." Voy a buscarlo ". "¡Date prisa, querida! ¡Oh, por favor, date prisa!" Ella se quedó quieta, esperando y esperando. "Conductor, ¿qué hora es?" El hombre miró su reloj. "Hago que sean casi las nueve y media." "¿Podemos llegar al aeropuerto en una hora?" "Casi." En este punto, la Sra. Foster de repente vio una esquina de algo blanco pegado detrás del asiento en el lado donde su marido había estado sentado. Alargó la mano y sacó una pequeña caja envuelta en papel blanco. Mientras hacía esto, no pudo evitar notar que estaba atascado fuerte y profundamente, como aunque empujado hacia abajo con la ayuda de una mano. "¡Aquí está!" ella lloró. "¡Lo encontré! ¡Oh, Dios mío, y ahora estará allí para siempre buscándolo! Conductor, corra rápidamente y llámelo, ¿por favor?" El conductor, de boca pequeña irlandesa, parecía un hombre al que no le gustaba que le dijeran qué hacer. Él No le importaba mucho nada de esto, pero se bajó del auto y subió los escalones hacia el frente. puerta de la casa. Luego se volvió y regresó. "La puerta está cerrada", dijo. "¿Tienes una llave?" "Sí - espera un minuto." Comenzó a buscar locamente en su bolso, su carita tensa por la preocupación. "¡Aquí está! No, iré yo mismo. Será más rápido.Sé dónde estará ". Se apresuró a salir del coche y subió los escalones hasta la puerta principal, sosteniendo la llave en una mano. Ella puso la llave en el ojo de la cerradura y estaba a punto de girarla ... y luego se detuvo. Levantó la cabeza y ella se quedó allí sin moverse. Todo su cuerpo se detuvo justo en medio de toda esta prisa por Gira la llave y entra en la casa. Esperó: cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez segundos. Parecio como si estuviera tratando de escuchar de nuevo y entender algún sonido que se había hecho en un momento antes en algún lugar profundo de la casa. Sí, estaba seguro de que estaba escuchando. Ella parecía estar moviendo una de sus orejas cada vez más cerca de la puerta. Ahora estaba justo contra la puerta, y ella no se movió durante unos segundos más. Ella se paró allí con la cabeza en alto, la oreja en la puerta, la mano en la tecla, a punto de entrar pero no entrar. Luego, de repente, volvió a la vida. Ella tomó la llave de la puerta y regresó corriendo. bajando los escalones. "¡Es demasiado tarde!" le gritó al conductor. "No puedo esperar por él, simplemente no puedo. Perderé el avión. Apúrate ahora, chofer, ¡date prisa! ¡Al aeropuerto!"

Traductor.com.ar | Condiciones del Servicio

Asegúrese de cumplir con las reglas de redacción y el idioma de los textos que traducirá. Una de las cosas importantes que los usuarios deben tener en cuenta cuando usan el sistema de diccionario Traductor.com.ar es que las palabras y textos utilizados al traducir se guardan en la base de datos y se comparten con otros usuarios en el contenido del sitio web. Por esta razón, le pedimos que preste atención a este tema en el proceso de traducción. Si no desea que sus traducciones se publiquen en el contenido del sitio web, póngase en contacto con →"Contacto" por correo electrónico. Tan pronto como los textos relevantes serán eliminados del contenido del sitio web.


Política de Privacidad

Los proveedores, incluido Google, utilizan cookies para mostrar anuncios relevantes ateniéndose las visitas anteriores de un usuario a su sitio web o a otros sitios web. El uso de cookies de publicidad permite a Google y a sus socios mostrar anuncios basados en las visitas realizadas por los usuarios a sus sitios web o a otros sitios web de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar la publicidad personalizada. Para ello, deberán acceder a Preferencias de anuncios. (También puede explicarles que, si no desean que otros proveedores utilicen las cookies para la publicidad personalizada, deberán acceder a www.aboutads.info.)